Israel amplía su alcance diplomático en los Balcanes

Con el reconocimiento de Kosovo, Jerusalem ya mantiene lazos amistosos con todos los países de la región: consenso en relación a Irán, oportunidades económicas y más.

Si la política exterior fuera un negocio con fines de lucro, los lazos entre Israel y los países de la península balcánica serían una industria en crecimiento. A principios de esta semana, Israel anunció su reconocimiento de Kosovo, al sureste de Europa, y dio un importante paso.

Sucede que Jerusalem no solo está estrechando las relaciones con los Estados de la región, en particular con Albania y los países que formaban Yugoslavia, sino que está aprovechando la predisposición de estas naciones para potenciar sus habilidades diplomáticas y convertirse, de este modo, en un agente de paz mundial.

En septiembre pasado, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso el reconocimiento de Israel como condición para los acuerdos de normalización económica entre Serbia y Kosovo. Entonces, este último tomó la decisión de acercarse al Estado judío y abrir una representación diplomática en Jerusalem.

Israel amplía su alcance diplomático en los Balcanes

Con el reconocimiento de Kosovo, Jerusalem ya mantiene lazos amistosos con todos los países de la región: consenso en relación a Irán, oportunidades económicas y más.

The Media Line - Adaptado por Juan Martín Fernández|

Published: 06.02.21 , 14:57

Si la política exterior fuera un negocio con fines de lucro, los lazos entre Israel y los países de la península balcánica serían una industria en crecimiento. A principios de esta semana, Israel anunció su reconocimiento de Kosovo, al sureste de Europa, y dio un importante paso.

Sucede que Jerusalem no solo está estrechando las relaciones con los Estados de la región, en particular con Albania y los países que formaban Yugoslavia, sino que está aprovechando la predisposición de estas naciones para potenciar sus habilidades diplomáticas y convertirse, de este modo, en un agente de paz mundial.

En septiembre pasado, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso el reconocimiento de Israel como condición para los acuerdos de normalización económica entre Serbia y Kosovo. Entonces, este último tomó la decisión de acercarse al Estado judío y abrir una representación diplomática en Jerusalem.

"Israel ayudó a que ese tratado se concretara", dice el Dr. Yonatan Freeman, experto en relaciones internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem. Y agrega: "Esto muestra el creciente poder diplomático que está adquiriendo nuestro país".

Con el reconocimiento de Kosovo, Jerusalem ya tiene lazos diplomáticos con todos los países balcánicos y, en general, está en buenos términos con las potencias de la región. “Nuestro aliado más cercano es sin duda Serbia, pero también hay conversaciones amistosas tanto con Macedonia como con Albania y Montenegro”, afirma el embajador Dan Orian, jefe del departamento de los Balcanes en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y embajador no residente en Macedonia del Norte.

"El reconocimiento israelí es un paso muy importante para Kosovo", dice el Dr. Faruk Ajeti, investigador del Instituto Austríaco de Asuntos Internacionales que se centra en los Balcanes. "Durante dos años, ningún país nuevo había reconocido a Kosovo, y la medida de Israel podría impulsar el reconocimiento de nuevas naciones", añade.

Ver artículo completo